martes, 29 de octubre de 2013

Metropolitan Zaragoza, mi segunda casa

Hoy os presento mi templo del deporte, Metropolitan Zaragoza, donde puedo practicar mis deportes favoritos bien cobijado y en unas buenas instalaciones (faltaría más con los más de 50 euros que cuesta al mes).


Suelo ir a última de la tarde y los ejercicios varían según el día. Cuando tengo que hacer una tirada larga de running o unas series, aprovecho que el gimnasio está al lado del Parque Grande y una vez me he cambiado salgo a zapatear por ahí, que siempre hay muy buen ambiente de runners. Siempre se agradece correr en sitios verdes (no cuenta el carril bici, que también es verde). Luego vuelvo al gimnasio y hago los pertinentes estiramientos.


Cuando me apetece pillarme un buen pedal, (no, no hablo de ir al bar, hablo de que voy a las bicis de spinning) tengo mi bici favorita para pedalear duro, con mucha hidratación porque en el gimnasio se suda el doble. Suelo estar en ella entre 1 y 2 horas. De momento no tengo bici de carretera, así que los pobres tenemos que conformarnos con esto.


Otro de los deportes que puedo practicar en el Metropolitan de Zaragoza, (por ello también estoy apuntado aquí y no en el que tengo justo al lado de casa) es la natación en su piscina. Suelo hacer entre 1.000 y 1.500 metros, que siendo una piscina de 25 metros se hacen muy pesados. Dar una voltereta cada medio minuto cansa psicológicamente. Tengo que mirarme algún mp3 sumergible, por cierto.


En la cinta de correr me suelo montar los días que hago spinning, justo al terminar, para empezar a acostumbrarme para una futura incorporación al triatlón, que algún día llegará, oiga. Y también uso la cinta para hacer algún entrenamiento de fartlek (cambios de ritmo), aunque tiene su peligro al ponerse a 20km/h de que no se te vayan las piernas y acabes incrustrado en la máquina del de detrás.


Todo esto lo complemento algunos días con musculación, tanto en máquinas como con las gomas, y es que siempre me ha gustado tener un cuerpo atlético. Y si sólo me dedico a correr, acabaré con cuerpo de keniata, y no, yo quiero un cuerpo de Ironman, fuerte y con fondo.


Por último, los entrenamientos me gusta finalizarlos con un momento de relajación en el spa. Ya sabéis, chorrito por aquí, cascada por allá, sauna, hidromasaje, jaccuzzi... y muy importante. me gusta darme hielo en las piernas después de cada entreno para recuperar mejor.


¡Ah! Mi zona favorita cuando empieza a hacer buen tiempo, es el solarium. Nada como tumbarse en la tumbona, con tu música y evadirte del mundo durante un rato.


P.d: Que vuelva ya el verano, ¿no? ;-P



¡Run run!


4 comentarios:

  1. pues olé tú q tienes tiempo libre para todo ello, y que además se nota q te sienta tan bien....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se puede sacar tiempo para lo que a uno le apasiona. Muchas gracias :D

      Eliminar
  2. En Vigo también tenemos un Metropolitan y las instalaciones son de lujo. Con vistas a la ría, así que imagínate. Como para quedarse todas las noches a ver las puestas de sol :)
    Felicidades por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser muy bonito! :) Muchas gracias, aún huele a nuevo el blog, pero va tirando :P

      Eliminar