jueves, 28 de noviembre de 2013

Skechers GOrun 2, análisis y opinión

"Comodidad y ligereza", esos son los primeros adjetivos que se me vienen a la mente al calzarme las zapatillas de running minimalistas Skechers GOrun 2. Voy a comentar las características y mis sensaciones, sin caer en tecnicismos.

skechers gorun 2

Es un modelo de zapatilla para pisadas neutras y es minimalista, es decir, muy poca amortiguación, por lo que la forma de correr es más natural (natural running), algo así como correr descalzo pero con protección, cosa que mejora en gran parte la técnica de carrera.

skechers go run 2

Su drop (diferencia de grosor entre la suela en la zona del talón y la de la punta) es de sólo 4 milímetros. Para que os hagáis una idea, las zapatillas convencionales de running suelen tener un drop de más de 10 milímetros.

upper skechers go run 2



Lo primero que hice al tener las Skechers GOrun 2 en las manos, es doblarlas para comprobar la flexibilidad de su suela, y una imagen vale más que mil palabras, ¡qué flexibilidad, oiga!:

foto skechers gorun flexible

Es muy transpirable y la plantilla es impecable, por lo que permite que se puedan usar hasta sin calcetines. Aunque aún no me he atrevido a ello... poco a poco!


Lo más llamativo de las Skechers GOrun 2, respecto a otras zapatillas que he tenido en mis manos, es la suela. Tiene unos bultos circulares que se llaman GOimpuls Sensors, que le dan durabilidad y mucha tracción.

goimpuls sensors

Al ponérmelas noto inmediatamente su comodidad y su ligereza, sólo pesan 187 gramos. Si no fuera porque al bajar la mirada a mis pies, me las veo puestas, ni lo noto.

gorun 2 minimal running

Una vez testadas puedo decir que las sensaciones son de estar en contacto con el terreno, muy cerca del suelo. Si bien es cierto que hay que adaptarse a ellas, sobretodo si como en mi caso, son las primeras zapatillas minimalistas que te calzas.

skechers gorun 2 photo

El precio está muy bien para las prestaciones que ofrece, unos 80 euros.

skechers running

logo skechers gorun

Si como yo estás pensando en iniciarte en el minimal running, y dejar atrás las zapatillas tradicionales con amortiguaciones excesivas, las Skechers GOrun 2 tienen todos los ingredientes para entrar en el mundillo con garantías.

¡El talonar se va a acabar!


¡Run run!


martes, 26 de noviembre de 2013

Zapatillas de running Skechers GOrun, venid a mis pies

Ya era hora de jubilar mis antiguas zapatillas de running y que mejor que hacerlo que dejando paso a los nuevos modelos de Skechers GOrun, la gama de running de esta marca americana.

skechers running shoes

Esta misma tarde he recibido los tres nuevos modelos de Skechers GOrun: GOrun 2, GOrun Meb Speed y GOrun Ride 2. Resumiendo rápidamente, este es el perfil de cada una:

-Skechers GOrun 2: Minimalista, ligera, neutra, flexible, un drop (diferencia de grosor entre la suela en la zona del talón y la del antepié) de sólo 4mm y peso 187 gramos. Unos 80€.

skechers gorun 2

-Skechers GOrun Meb Speed: Voladora, ligera, neutra, flexible, un drop de sólo 4mm y peso 198 gramos. Unos 100€.

skechers gorun meb speed


-Skechers GOrun Ride 2: Para rodajes más largos, más amortiguación que GOrun 2, neutra, flexible, un drop de sólo 4mm y peso 210 gramos. Unos 80€.

skechers gorun ride 2


Durante las próximas semanas iré probando los tres pares en distintos tipos de entrenamiento y haré un análisis de cada una.

Análisis:

-Skechers GOrun 2
-Skechers GOrun Meb Speed
-Skechers GOrun Ride 2
-Skechers GOrun Ride 3


Sin duda, gracias a Skechers, puedo decir que a partir de hoy marco un antes y un después en mi trayectoria en el running, buscando romper mis marcas de forma más seria con entrenos más específicos.

skechers running

Podéis seguir mis pasos día a día en mis redes sociales:


¡Run run!

domingo, 24 de noviembre de 2013

10k Sanitas Marca Running Series Zaragoza: Crónica y fotos

Domingo 24 de Noviembre, suena el despertador a las 9:00 A.M.. Hoy toca correr los 10km de la Carrera Sanitas Marca Running Series de Zaragoza.



Estas dos últimas semanas han sido malas a nivel de entrenos, pues he estado enfermo y llego a la cita arrastrando un resfriado que sé que me llevará problemas para poder llevar una buena respiración en la carrera.

La parte sensata del cerebro (ocupa un 5%) dice: quédate en casa Sergio, reposa en la cama y ya participarás en la próxima carrera a tope.
La parte runneriana del cerebro (ocupa un 95%) dice: sal a disfrutar de una buena mañana de running, disfruta el recorrido, y olvida los tiempos, ya mejorarás marca en otra carrera.

Por supuesto, he hecho caso a la parte runneriana, y es que ya lo dicen: Los runners están locos.

Son las 9:45, cojo la moto y voy hacia el Parque Grande, lugar donde se celebra la prueba. Me quedo viendo a los que corren la 5k, ya que salen a las 10:00, nosotros, los de la 10k, a las 11:00.
El ganador entra en meta pasados los 16 minutos, cuando suelen hacerlo en poco más de 14, cosa que ya hace presagiar lo que sabíamos: el recorrido es duro, muchos repechos.


Llega mi compañero de entrenos, Javier, calentamos un poco juntos y nos colocamos en la línea de salida.

Son las 11:00, empieza la carrera. El circuito son dos vueltas con subidas y bajadas, en la primera vuelta voy más o menos cómodo, aunque sopla el cierzo fuerte en algunos tramos y se nota, se nota mucho. Paso por el km5 en 20':35" aproximadamente.

La segunda vuelta se hace muy dura. Las subidas ya no son subidas, son Everest, y mi respiración no me da como para apretar y recuperar tiempo.


En varios tramos del circuito el sentido es de ida y vuelta, por lo que puedo saludarme con Javier, que va unos metros por delante, chocándonos la mano para darnos fuerza psicológica.

¡Vamos Pitufollow!, oigo. Me giro, pero no sé quién ha sido. ¡Vamos Sergio!, oigo. Coño, ahora quién ha sido. En fin, eso me da empujones morales y sigo. Aprieto un poco el último kilómetro sacando respiración de donde no la hay.

Cruzo la meta en 41':33", buena marca para ser un trazado duro y no ir en condiciones físicas óptimas. Puesto 98 de más de 1.500.


Lo mejor, haber disfrutado de una bonita mañana de running.


¡Run run!

martes, 19 de noviembre de 2013

Cómo bajar de tiempo en una carrera 10Km Running

El objetivo que muchos runners se plantean cuando empiezan a tomarse en serio los entrenos y este deporte, es hacer una carrera de 10Km para ponerse a prueba. Suele ser en esta primera experiencia cuando obtienen una satisfacción por terminar en un tiempo que les parece óptimo y se plantean mejorarlo en un tiempo.

Voy a hacer un resumen de los tipos de entreno que se deben realizar para bajar de tiempo en una 10k, aplicable a otras distancias. Lo explico brevemente y de forma entendible especialmente para aquellos runners populares que deseen darle más caña a sus zapatillas:


-Trote: es salir a correr sin estar pendientes de pulsaciones ni tiempo, simplemente hacer kilómetros.

-Fartlek: es correr de manera continua haciendo cambios de ritmo, sin parar en ningún momento.

-Series cortas: es correr de 200m a 500m a ritmo más rápido que el de competición, recuperando un pequeño tiempo entre cada serie. Importante trotar antes y después para calentar y recuperar.

-Series largas: es correr de 1.000m a 5.000m a ritmo de competición, recuperando un poco más de tiempo entre cada serie. Importante trotar antes y después para calentar y recuperar.

-Cuestas: es correr pendientes a ritmo que cada uno considere oportuno, recuperando poco tiempo entre cada cuesta. Importante trotar antes y después para calentar y recuperar.

-Fuerza: es trabajo en gimnasio para complementar los anteriores entrenos.

-Técnica de carrera: con esto mejoramos la zancada y movilidad articular, son ejercicios que deben hacerse tras el entreno (andar de puntillas, talones, skipping, saltos cortos, etc.) (En Youtube hay vídeos de ejemplos)

-Estiramientos: importantísimo meterlos siempre en todos nuestros entrenos.



¡Vaya! Y tú pensando que sólo se trataba de salir a trotar hasta sudar y volver a casa. Prueba de incorporar alguno o todos estos tipos de entreno y ya me contarás cómo te ha ido, desde el podium, por supuesto ;-)


¡Run run!

martes, 12 de noviembre de 2013

Convertir los pensamientos negativos en positivos

Es posible cambiar los pensamientos negativos en positivos, y satisfactorio. ¿Cuántas veces has pensado "no puedo más, quién me mandaría a mi meterme aquí, quiero abandonar" durante el transcurso de tu reto? El que diga que ninguna, miente. Y es que cualquier reto de gran magnitud y que nos exige dar el 100% de nosotros mismos, nos pone al límite de nuestra fuerza física y psicológica.


Creo que pensar "no puedo más" significa que estás dando lo mejor de ti, y para mi, es una buena señal. Una señal que duele, pero es buena. El mérito es afrontar ese momento y desafiarlo para que no nos gane, que quien gane sea nuestra fuerza, nuestro coraje, nuestro orgullo.

Lo que debemos hacer es aceptar este tipo de pensamientos negativos, porque si damos el 100% de nuestras capacidades, llegarán. Es entonces cuando cada uno debe tirar de recursos que se enfrenten a este momento negativo, y le ganen. Recursos que pueden ser tan dispares como acordarte de una persona, acordarte de una frase, escuchar tu canción favorita, escuchar gritos de ánimos, etc.


La prueba más real de que podemos combatir los pensamientos negativos cuando estamos exhaustos es ese sprint final al llegar a meta, envuelto por los gritos y aplausos de la gente. Eso es un recurso que "mata" a los pensamientos negativos, y parece convertirnos en superhéroes, con fuerzas que desconocíamos que nos quedaban.

Es momento entonces de buscar recursos para toda la duración del reto, serán los encargados de convertir los pensamientos negativos en algo positivo. Puedes buscarlos en el mismo momento, o ser previsor/a y prepararlos antes. Por ejemplo: colocar familiares y amigos en puntos estratégicos de la carrera, pedir a alguien que te acompañe durante un trozo de la carrera, etc.

Acepta entonces que esos pensamientos de abandono aparecerán, estate prevenido, y cuando lleguen, tira de recursos para hacerte fuerte y ves a por tu reto. ¡Ya es tuyo!


¡Run run!

jueves, 7 de noviembre de 2013

Correr hasta romper la cuerda de los problemas

Correr para desconectar. Llevamos los problemas atados con una cuerda a la espalda. Para unos esa cuerda medirá 1km, para otros 20km, pero al fin y al cabo, es finita. Cuando conseguimos superar esa distancia, la rompemos, entrando en un estado de desconexión, con la mente libre. Repito, correr para desconectar.

Es cierto que esa cuerda tiene el poder de regenerarse al terminar la actividad, pero cuantas más veces la rompemos, más la debilitamos.


Acabo de perder al ser más importante que ha llegado a mi vida en los últimos años, Stark, mi perro. Tenía 8 años y estaba en una perrera, a esas edades conseguir que los adopten es muy complicado. Decidimos darle una segunda oportunidad en la vida y lo adoptamos, y qué buen perro. 3 años con nosotros y ni un ladrido, sumiso como él solo y más noble que nada. Desgraciadamente, nos ha dejado en cuerpo, jamás lo hará en recuerdo.. Solo el que haya pasado por algo similar puede entender lo que se siente.

Mi refugio, una vez más, lo he encontrado en el running. Calzarme las deportivas y salir por la puerta, sin saber dónde, ni cuánto tiempo, simplemente, correr hasta romper la cuerda de mis problemas.


Por ello os recomiendo que rompáis vuestra cuerda, sea en el running, sea pintando, o sea quedando con los amigos.

Hazte runner, los problemas no corren tanto como tú.

Stark, te dimos una segunda oportunidad para que tuviera tus últimos años de vida como te merecías, y tú con tu cariño nos los devolviste con creces. Descansa en paz.




¡Run run!