viernes, 31 de enero de 2014

Mi primera salida con bicicleta de carretera

Miércoles 29 de enero de 2014, es festivo en Zaragoza y toca aprovechar para hacer mi primera salida con bici de carretera. El objetivo es tener un primer contacto con mi nueva bicicleta, con la carretera y sobretodo con las calas para las zapatillas, que ya me han advertido de que el primer día alguna que otra caída puede ser normal.


Son las 9:30 AM y llega a mi casa Javier (@aikirun) empapado. ¡Tócate los pedales! El día que me toca estrenar la bici, se pone a llover.
Antes de salir a rodar Javier me ayuda con la puesta a punto de la bicicleta, pequeños detalles como colocar el cuentakilómetros o quitar el plástico protector del cassette. Una clase práctica corta sobre como subir y bajarse de la bici con las calas sin poner en peligro mi integridad física, y nos lanzamos ya con calma por las calles de Zaragoza en busca de nuestra primera ruta de carretera. Ha parado de llover, aunque hace mucho frío.

Consigo salir de Zaragoza sin tener ningún percance encima de la bicicleta, sacando las zapatillas de las calas media hora antes de cada semáforo para evitar quedarme enganchado y caerme. Mejor ser previsor.
Las primeras sensaciones al estar tan alto en el sillín es de un poco de inestabilidad, o miedo, qué se yo. Pero poco a poco con el avance de los metros voy cogiendo soltura.


Cogemos la carretera que pasa por Cuarte de Huerva, Cadrete, Botorrita y llegamos hasta Muel, donde nos damos media vuelta.
Los primeros kilómetros son en paralelo, comentando sensaciones con Javier y recibiendo algún consejo por su parte. Ritmo cómodo probando los platos y piñones para hacerme con la bici. Las sensaciones son buenas y voy cogiendo confianza con la bici.


Llegamos al punto donde nos damos media vuelta, una gasolinera a unos 30km de Zaragoza. Aprovechamos para comer una barrita, sacarnos alguna foto y comentar mis primeros pasos en el ciclismo. Empiezan a caer gotas otra vez, así que salimos de vuelta a casa.

La lluvia es cada vez más intensa y hace mucho frío. Se me empapan los guantes y tengo los dedos congelados, lo mismo con los pies. Se acabó el ir en paralelo y el hablar, nos limitamos a darnos relevo para tirar y llegar pronto a casa. Lluvia y más lluvia.


Al final llegamos a Zaragoza mucho más rápidos que a la ida, empapados y llenos de barro. Cualquiera diría que venimos de hacer bici de montaña. Pero ahí está, la primera salida en bicicleta de carretera completada, 60 km para abrir mi camino en el ciclismo.






¡Bike bike!

jueves, 30 de enero de 2014

Mi primera bicicleta de carretera: Felt F85 Tiagra 2014

Hoy os quiero presentar mi primera bicicleta de carretera, la Felt F85 Tiagra 2014. Ella va a ser mi nueva compañera de aventuras por la carretera y con la que pretendo afrontar nuevos retos deportivos.
Desde hace unos meses con mi amigo Javier (@aikirun) llevábamos comentando la idea de coger una bicicleta de carretera con la que poder empezar a plantearnos nuevos retos como por ejemplo, introducirnos en el triatlón.
Aunque no corría prisa, su bicicleta llegó inesperadamente por Navidades, así que la mía tenía que adelantarse también para poder empezar prácticamente a la vez.

Estuve durante un buen tiempo mirando marcas, modelos, diseños, componentes... aprendiendo sobre la marcha en mi elección de mi primera bicicleta de carretera.
Buscaba una que cumpliera una buena relación calidad/precio, que pudiera darme un buen rendimiento si se lo exigía en futuras pruebas de media o larga distancia, pero manteniendo un precio ajustado. Nada de bicicletas de triatlón (cabras) ni modelos que cuestan más que una moto. Tampoco tendría sentido siendo la primera bici de carretera que tengo.

En esta búsqueda di con la Felt F85 Tiagra 2014, que estéticamente me molaba mucho con su color rojo, y estando equipada con el grupo Shimano Tiagra, tenía un precio tan bueno que no tenía apenas competencia en esa gama.


Principales características del Bicicleta Felt - F85 Tiagra - 2014

Tubos Felt Superlite de aluminio 7005 de doble grosor personalizado
Horquilla monocasco de fibra de carbono Felt UHC Advanced
Componentes Shimano Tiagra con platos y bielas compactos FSA Tempo
Llantas Mavic CXP22 sobre bujes Felt
Cubiertas Vittoria Zaffiro Slick, 700c x 23c
 

 


Una vez decidido el modelo me debatía entre cogerla por internet en la conocida web de deportes wiggle.com o en una tienda física.
La ventaja de internet es que puedes ahorrarte fácilmente un buen tanto por ciento. Pero es ahí donde tienes que plantearte si ese dinero que ahorras sale a cuenta. A mi no me salía. En la tienda física te la dan montada, ajustada, te mirarán correctamente la talla que necesitas, podrás verla en directo y tocarla, te acabarán haciendo algún descuento e incluso regalarte algún complemento. Además el trato es más familiar y si tienes cualquier problema con la garantía no tendrás que mandar tus piezas al extranjero (en el caso de internet), las llevarás a la tienda y listo.

Así que teniendo todo claro, fui a Ciclos Almozara, una tienda en Zaragoza de venta y reparación de bicicletas, y ahí encargué a mi nueva compañera de aventuras.


Iré comentándoos mis sensaciones sobre una bicicleta de carretera, así como compartir todo lo que vaya aprendiendo en este nuevo mundo en el que me he introducido: el ciclismo.



¡Bike bike!

lunes, 27 de enero de 2014

Personajes de gimnasio. Zoológico humano

Si existiera un Zoo de humanos, lo llamarían "Gimnasio". En él podemos encontrar diferentes tipos de personajes fácilmente detectables y que he decidido agrupar en las siguientes categorías. Seguro que conoces mínimo un ejemplar de cada grupo que habita en tu gimnasio, y si de algún grupo no te viene nadie a la mente, cuidado, puede que seas tú.



-León: Es el rey de la selva, el relaciones públicas del gimnasio. No da tres pasos sin saludar a alguien. Se apuntó al gimnasio cuando aún no existía. Lleva más tiempo que las máquinas y es amigo hasta del personal de limpieza.

-Gata: Es joven, está buena, y lo sabe. Allí por donde camina se extiende una moqueta de terciopelo y se desprende un aroma femenino que hace que el resto de animales se giren a observarla aunque tengan que dejarse el cuello en el intento. Su principal misión es levantar pasiones, por no decir otra cosa.

-Toro: Lo verás siempre en el vestuario, con los testículos al aire. Parece tener fobia a las toallas y la ropa y le encanta pasearse desnudo. En ocasiones hasta se te acerca para conversar, eso sí, siempre con la longaniza al aire.

-León marino: Es conocido por realizar ruidos desagradables en todos sus ejercicios. Cuando estés concentrado en tu ejercicio o en pleno subidón con tu música favorita, allí estará él para interrumpir tu concentración y oídos con sus gritos desgarradores. Le gusta hacerse notar para que miren como levanta las pesas. Al León y a la gata no les gusta este tipo de personaje que intenta quitarles protagonismo.

-Oso: Es una mezcla de obesidad y fuerza. Él se ve fuerte y camina como si rompiera muros con los hombros, con decisión, como si fuera a comerse las máquinas. El resto del gimnasio piensa "dónde vas, gordo".

-Gorila: Éste tiene más ciclos que una lavadora. Pero si le preguntas él siempre te dirá "la clave es la dieta", y tú lo mirarás como diciendo "estás más pinchado que un CD de David Guetta".

-Flamenco: Siempre lo verás en la zona de estiramientos, pata hacia arriba, pata hacia abajo. Terminarás tu hora de ejercicio y él seguirá ahí, estirando músculos como si no hubiera mañana.

-Búho: Se posa en una máquina y desde ahí se pasa las horas observando a la gente. No dice nada, no habla con nadie, sólo observa.

-Pulpo: Es monitor del gimnasio y todo lo sabe. Está ahí para rectificar todo lo que hagas, nunca está contento. Es capaz de corregir a 8 personas a la vez, le va la vida en ello. Siempre harás todo mal a ojos de él.

-Pavo real: Este personaje es un rompecorazones en eDarling. Se cree un George Clooney y se pasea por el gimnasio saludando a todas las hembras. Es atento con ellas y un poco pagafantas. Él cree que liga, aunque la realidad es que acaba cada día en casa sólo y haciendo un 5 contra 1.

-Rinoceronte: Estás concentrado en tu ejercicio y oyes ruidos como si una manada de rinocerontes hubiera entrado en el gimnasio. Es él. Este personaje desconoce lo que es correr en la cinta sin hacer ruido, en cada zancada ejerce una fuerza brutal, como si pisara sandías, provocando un estruendo capaz de hacer que todo el gimnasio se gire a la vez.

-Hormiga: Es una chica o mujer muy delgada, más bien tímida, y que se pasa las horas caminando en la cinta. Probablemente haya hecho ya el Camino de Santiago varias veces encima de la cinta.

-Orangután: Este es un personaje que nunca puede faltar en un gimnasio, y de hecho normalmente hay más de uno. Caminan como macacos, con los brazos en jarra, como si les escociera el sobaco y no pudieran cerrarlos. Se cree muy machote y malote, no te cruces en su camino.

-Bicho palo: Suele ser joven, novato, recién apuntado al gimnasio. Se ha cansado de ser el fideo de la clase y ha decidido apuntarse al gimnasio. Lo reconocerás por esos brazos tipo Barbie y por hacer bíceps con las pesas de 1 kg que van rellenas de arena.

-Perro: Marca territorio dejando su toalla en las máquinas que no está usando. Para él el gimnasio es como jugar al Risk, conquistando las máquinas. Llegarás al aparato, verás una toalla y mirarás a los lados como buscando de quién es, y en cuanto la toques, ahí aparecerá él para recordarte que ahí estaba él.

-Loro: Siempre le pasa algo y se queja, es el penas del gimnasio. Cuando no es un esguince es una rotura de fibra y cuando no, es un resfriado.

-Delfín: Le gusta que le guíen, que le hagan hacer ejercicios. No sabe hacer nada por él mismo y siempre lo verás en las clases dirigidas, ya sea aerobic, zumba, spinning o aquagym.

-Mapache: Es una mujer de edad avanzada, que se maquilla con nocilla y cheetos. Quiere ser joven y para ello se pinta como si su cara fuera un óleo. Intenta ligar con los jovencitos del gimnasio pero no lo consigue, su escote arrugado como una pasa no impresiona a nadie.

-Lombriz: Se mueve por el gimnasio y pasa desapercibido. Parece invisible, va con la mirada agachada y aunque no te fijas en él, sabes que está ahí.

-Águila: Lo suyo es el fútbol, siempre lo verás hablando con alguien sobre la liga, la quiniela, los jugadores... lo sabe todo sobre el balompié, y si no quieres tenerlo todo el día encima, dale la razón en todo.

-Tortuga: Son ancianos ya, lo hacen todo con lentitud. Entran a las 7 de la mañana y salen a las 11 de la noche. Bendita vida la del jubilado.

-Nutria: Ella siempre está en la piscina, metida en un carril nadando panza arriba y con mucha calma. Estorba, y lo sabe, pero de ahí no la echas.

-Calamar: Conocido por sudar tinta. Se pasa la jornada montado en la bicileta, elíptica o la cinta y lo puedes reconocer por tener a su alrededor un charco de sudor que bien podría ser reconocido como un nuevo oceáno.

-Cacatúa: Mires cuando le mires, siempre lo verás hablando o escribiendo por el móvil. Conocido por ocupar una misma máquina durante 40 minutos y sólo haber hecho 10 repeticiones.

-Suricatos: Son graciosos, jóvenes y se mueven en grupo. Donde va uno, van todos, como con miedo a quedarse solos. Se turnan una máquina entre ellos, y normalmente entre todos no llegan ni a la mitad del peso del Gorila.

-Piraña: Está enfadado con el mundo. Su cara da miedo, tiene una mirada penetrante y parece que en cualquier momento va a pegarte un bocado. A ojos del resto de animales no es más que el típico flipado.

-Sapo: Ha perdido el pelo y se niega a asumirlo. Conocido por ir con gorra por dentro del gimnasio, ocultando esas entradas que ya no son entradas, son abonos de temporada.

-Mosca cojonera: Su frase favorita es "te importa si nos turnamos?". Es un tocahuevos, cuando ves que se te acerca ya resoplas. Además jamás hará el mismo peso que tú, siempre estará por encima y te obligará a levantarte de la máquina, cambiar el peso, quitar la toalla... Te dan ganas de decirle "que te pires!".



Esta es una muestra de parte de la fauna de personajes que podemos encontrar en un gimnasio, pero seguro que aún quedan más por retratar, ¿se te ocurre alguno más?




¡Gym gym!

domingo, 26 de enero de 2014

El Ironman: mi sueño

El Ironman es una prueba de triatlón de larga distancia que consta de 3,8 km de natación, 180 km de bicicleta y 42,195 km corriendo (una maratón). Sin duda es una de las pruebas deportivas más exigentes que existen y sus participantes entrenan durante meses e incluso años para poder enfrentarse a esta mítica prueba. El tiempo límite para finalizarla son 17 horas.

logo ironman logotipo prueba triatlon

Es mi sueño. Siempre he admirado a esos "Hombre de hierro" que logran cruzar la línea de meta de un Ironman y siempre he sabido que algún día yo seré uno de ellos. Para ello hay que recorrer un largo camino que poco a poco estoy trazando.

Quiero llegar a la zona de la prueba y conocer a esa gente que lleva años preparándose física y mentalmente como yo para darlo todo ese día.

Quiero sentir esa sensación de estar en la orilla, con la única protección de un neopreno, esperando el cañonazo que retumba en tu cuerpo y te marca el inicio de esa prueba que tanto sudor en entrenamientos te ha costado preparar.

Quiero saber lo que es nadar 3,8 km en aguas abiertas, controlando la cabeza para no agobiarse por la gente que te rodea, que te golpea... y experimentar ese momento en el que tocas con el pie el fondo y como si de un superhéroe se tratara, te pones de pie y sales del agua como pensando: "el agua no ha podido conmigo, voy a por el viento".

foto natacion ironman prueba triatlon

Quiero saber lo que es pedalear 180 km (bien podría ser una etapa del Tour), sin poder ir a rueda de nadie, tú contra el viento, contra las pendientes, contra tu cabeza. Hasta llegar al final del tramo de bicicleta y dejarla mientras piensas "el viento no ha podido conmigo, voy a por el asfalto".

foto ciclismo ironman prueba triatlon

Quiero saber lo que es llevar ya 183,8 km acumulados en el cuerpo y afrontar una maratón entera. Si el momento crítico de una maratón es el conocido "muro", en esta prueba debe ser un doble muro, vallado y electrificado, y quiero saber lo que se siente al superarlo.

foto running ironman prueba triatlon

Quiero sentir la adrenalina de pisar la moqueta que marca los últimos metros hacia la meta y llegar a ella alzando los brazos y gritando, sabiendo que acabo de convertirme en un Ironman.

foto llegada ironman prueba triatlon

En pocas pruebas se puede ver a los primeros en llegar esperar a los últimos, todos ellos GANADORES.


De momento, sigo recorriendo camino.



¡Run, run, bike, bike, swim swim!

viernes, 24 de enero de 2014

Disfrutar corriendo, ¡escapa de la rutina!

Si eres de los que pregunta por dónde correr y te falta motivación para disfrutar corriendo, cambia el chip. Uno de los principales factores que hace que la gente acabe perdiendo la motivación por correr es caer en la rutina. Salir a correr cada tarde a los mismos lugares para correr, ese parque plagado de runners, o salir cada mañana a correr por la avenida principal de la ciudad... ¡basta!

Si caes en la rutina de repetir semana tras semana el mismo espacio de entrenamiento llega un momento en el que la cabeza piensa "me toca entreno, joder, otra vez esa calle para arriba y para abajo y luego tres vueltas a ese parque, qué palo".
Y es lógico, porque ya sabemos cada una de las sensaciones que tenemos en ese recorrido, los paisajes ya no nos sorprenden, vemos a la misma gente... Total, que ya vamos con una predisposición a aburrirnos y a correr simplemente "porque toca".

correr orilla mar playa running

Con todo esto quiero decirte, coge un día y cálzate las zapatillas de entreno sin pensar dónde vas (bueno, tampoco te me pierdas por el monte, no la liemos). No pienses tampoco en cuanto rato durará el entreno, déjate llevar. Empieza a correr y coge caminos que nunca antes hayas cogido, y tira, tira.

Yo llevo tiempo corriendo y cada 15 días aproximadamente intento hacer un entreno por alguna ruta que desconocía. Me encanta perderme sobretodo por caminos de tierra con desniveles, disfrutando de las bajadas y no tanto de las subidas. Yo, mi botella de agua, mi música y nada más.

correr rio bosque montaña running

El hecho de correr por nuevos senderos te hará estar pendiente de saber por dónde vas, de conocer el terreno, disfrutar nuevos paisajes... y todo ello se traduce en una cosa: mente distraída.
Llegar a ese estado de mente distraída es genial para tus entrenos, el tiempo pasa más rápido y sobretodo al terminar piensas "qué entreno más cojonudo, hoy he disfrutado corriendo".

Te animo a que salgas a correr y te pierdas por una nueva ruta y me comentes si has podido volver a recordar esa ilusión por entrenar, y sobretodo disfrutar del running.



¡Run run!

miércoles, 22 de enero de 2014

Cómo engañar a la cabeza para aguantar más nadando

En este post quiero enseñaros mis trucos para engañar a la cabeza y así poder aguantar más nadando y completar distancias más largas sin abandonar por cansancio psicológico.

En concreto os lo voy a explicar con el ejemplo de nadar 3.000 metros, pero cada uno que adapte estos trucos a la distancia que le toque, ya sean 300, 800, 1.000 o 5.000 metros.
También comentar que mi piscina es de 25 metros. Lo mismo, que cada uno lo adapte a sus circunstancias.



Empezamos:


-Primero me fijo bien la distancia a nadar, 3.000 metros, para concienciar a la cabeza de que hoy tiene que ir con calma, que estaré un buen rato en la piscina.

-Divido el entreno mentalmente en 3 bloques de 1.000 metros (40 piscinas de 25 metros). Cada 1.000 metros pararé a dar un sorbo de agua, a modo de recompensa (aquí según distancias largas se puede añadir isotónico o barrita).

-Empiezo a nadar y lo único que hago al empezar es sumar las primeras piscinas, una dos tres cuatro... con mucha calma.

-Mi primer objetivo es sumar piscinas hasta la mitad del primer bloque, la número 20 (500 metros).

-Una vez llego a la mitad, a las 20, empiezo a restar las que me quedan hasta llegar a los 1.000 metros, es decir, hasta la número 40.

-Va, me quedan 10, 9,...2, 1...y los primeros 1.000 metros!

-Pausa de 30 segundos para beber agua y venga, ya tengo hecha la tercera parte del entreno!

trucos natacion piscina nadar swimming pool nadador

-Vamos a por el segundo bloque, empiezo a nadar y sigo sumando, 41, 42...45...

-En este bloque intento pensar en cosas mías, normalmente relacionado con el deporte (qué próxima carrera quiero hacer, cómo organizaré los entrenos, etc.). El objetivo es distraer un poco la mente mientras sigo sumando hasta llegar a 60 piscinas (1.500 metros).

-He llegado a la mitad del segundo bloque, vuelvo a restar piscinas, me quedan 10 para llegar a las 80 (2.000 metros) y parar para beber.

-Me quedan 5, 4, ojo! Llevo 76, que son 1.900 metros, la distancia que nadan en el medio Ironman, casi nada!

-Sigo y llego a las 80, completados 2.000 metros. Otros 30 segundos de pausa que me he ganado y un poco de agua.

-Ya tengo hecho, el 66% del entreno, ya no queda nada!

-Vuelvo a sumar piscinas en el tercer bloque, 81, 82...85... qué bien suenan ya estos números, ahora ya no puedo abandonar!

-Llego a la mitad del bloque, 100 piscinas! Buen trabajo haber llegado hasta aquí, últimos 500 metros (últimas 20 piscinas), empieza la cuenta atrás para conquistar mi gran entreno de hoy.

-118, 119, 120! COMPLETADOS LOS 3.000 METROS!


Orgulloso de mi mismo, se ha hecho duro al principio pero ha valido la pena, es un gran progreso que demuestra que soy más fuerte de lo que pensaba. Si he llegado hasta aquí, es que aún puedo apretar más, pero ya para la próxima, ahora me toca saborear este gran avance deportivo :-)



Espero que os ayude para vuestro próximo entreno y si os animáis dejadme un comentario contando la experiencia!




¡Swim swim!

viernes, 17 de enero de 2014

Mis primeros 5.000 metros de natación en piscina: Crónica

Miércoles 15 de Enero de 2014, llego al gimnasio a mi hora habitual, sobre las 18:00. El entreno de hoy será intentar completar 5km en la piscina, mi primera larga distancia en el agua. Antes de ir con la crónica, quiero poneros en antecedentes.

Hasta hace apenas una semana, si bien es cierto que siempre se me ha dado bien la natación, la máxima distancia que había nadado eran 1.500 metros. El jueves 9 de Enero le preguntaba a mi amigo Alberto Bravo (@alberto_bdn09), acostumbrado a largas distancias, como hacía para nadar 5.000 metros sin volverse loco y me daba dos truquitos:

-"Cada 1.000 metros para unos segundos para dar unos sorbos de agua y dar un mordisco a una barrita, y sigue a por los siguientes 1.000 metros".
-"Imagínate que estás en una prueba de triatlón de distancia Ironman, que tienes que llegar sí o sí".

Con estas frases grabadas en mi cabeza, pero sin estar muy convencido, me lanzo el viernes 10 de Enero a la piscina y empiezo a nadar a crol, parando cada 40 piscinas (1.000 metros) para beber agua, y logro completar una distancia de 3.500 metros, con muy buenas sensaciones y la sensación de que podría haber continuado.

piscina natacion pool 25 metros

Volvemos al miércoles 15 de Enero de 2014, realizo unos breves calentamientos de brazos, ya que si no caliento bien me cuesta nadar de forma fluida. Me pongo mi gorro "Ironman", las gafas, coloco la botella de agua cerca del borde de la piscina y me sumerjo en el agua.

swimming pool piscina triatlon larga distancia

Empiezo a nadar. Los primeros 500 metros son los que más me cuestan para entrar en calor, a partir de ahí pongo el modo automático y empiezo a sumar piscinas. Estoy solo en el carril y eso me relaja para ir sin presión, a mi ritmo. Llego al primer kilómetro y recompensa, 20 segundos de descanso para beber un poco de agua y sigo.
Voy muy cómodo, manteniendo un buen ritmo de 19 minutos los 1.000 metros. Llego al segundo kilómetro, sin problemas.

Pasado el tercer kilómetro entran en mi carril dos chicos que empiezan a nadar y veo que llevan un ritmo muy similar al mío, y mentalmente esto me motiva para "picarme" un poco y salir de ese estado automático de sumar metros.
Continúo y llego a la grandísima barrera psicológica de los 3.800 metros en 1h:11min, distancia de natación en la prueba de mis sueños, el Ironman. Me encuentro muy cómodo y eso me da optimismo de cara a afrontar posibles triatlones en un futuro próximo.

Llego al kilómetro 4, y sorprendentemente me encuentro más cómodo que al principio y acelerando ligeramente el ritmo, incluso en alguna ocasión alguno de los chicos decide dejarme pasar para no cortarme el ritmo.

198, 199 y 200 piscinas de 25 metros! Lo que hace un total de 5km de natación en un tiempo de 1h:35min. Ahora un spa más que merecido, oiga!

spa gimnasio piscina metropolitan zaragoza

Hace una semana veía impensable nadar más de 1.500 metros y hoy completo 5.000. Muy contento con esta primera experiencia de larga distancia a nado y con optimismo de cara a futuros retos relacionados con el mundo del triatlón.

Os dejo mi artículo sobre los beneficios de complementar el running con sesiones de natación: http://www.pitufollow.com/2014/01/natacion-como-complemento-del-running.html


Cree en ti mismo, en que puedes lograrlo y ve a por ello. Fallarás el 100% de las cosas que no intentes.



¡Swim swim!

miércoles, 15 de enero de 2014

Natación como complemento del running

La natación es un complemento ideal para el entrenamiento de running, ya que es considerado el deporte más completo. Nadar es una actividad sin apenas impacto que nos puede proporcionar muchos beneficios que nos harán mejorar en nuestros entrenamientos de correr.

Correr, sobretodo en asfalto, exige una resistencia a los impactos y rebotes que puede generar a la larga problemas en las rodillas. La natación mejora nuestra capacidad aeróbica a la vez que implica a la mayor parte de los músculos de nuestro cuerpo, con la ventaja respecto al running de que las articulaciones no sufren estos impactos.

natacion correr running swim piscina

A continuación enumero algunos de los beneficios que puede aportar añadir sesiones de natación a nuestra rutina de running:


-Incrementa la capacidad pulmonar. Más oxígeno con menos esfuerzo.
-Tonifica los músculos de la zona superior e inferior. Proporciona un físico más esquilibrado.
-Apenas hay impacto en nuestras extremidades, articulaciones y músculos.
-Mejora la circulación y disminuye la tensión arterial. El corazón se vuelve más eficiente, sano y fuerte con capacidad de transportar más sangre.
-Ayuda a quemar grasa.
-Previene lesiones y facilita la recuperación de éstas.
-Ayuda a aliviar el estrés.


Si añadimos sesiones de natación a nuestros entrenamientos de running, o incluso sustituimos una sesion de correr por una de nadar, notaremos como los dos deportes se complementan y mejoramos prog
resivamente nuestras capacidades de respiración y resistencia. Además conseguiremos un cuerpo físicamente más equilibrado y menos propenso a sufrir lesiones.

¡Tírate a la piscina y empieza a complementar el amado running con la sana natación!



¡Run run!

domingo, 12 de enero de 2014

VÍDEO | El día después de la Maratón

Una Maratón te cambia la vida, son 42 kilómetros en los que se pueden llegar a mezclar las lágrimas con las sonrisas, la euforia con el abatimiento. Esta prueba exige un esfuerzo mental y físico espectacular, donde el cuerpo es llevado al límite.

El día de después de una Maratón es un día especial. Especial porque ya en frío empiezas a recordar cada metro recorrido y cada sensación experimentada. Y especial porque el cuerpo sufre unas agujetas que probablemente nunca antes habías experimentado.
En este vídeo se plasma muy bien ese día de después de la Maratón. Aún recuerdo mi día después, donde lo único que deseaba era quedarme en cama recordando mi gran hazaña.




¡Run run!

viernes, 3 de enero de 2014

10k Cursa dels Nassos Barcelona: Crónica y fotos

Martes 31 de Diciembre de 2013, último día del año y qué mejor que despedirlo con los 10km de la Cursa dels Nassos, algo así como la "San Silvestre" de Barcelona.


La peculiaridad de esta carrera es que es a las 17:30, hoy no ha tocado madrugar, aunque si que toca comer temprano para evitar devolverlo todo al llegar a meta (por desgracia cada año la llegada parece un campo de minas de vómitos).

Son las 15:30 y voy mi amigo runner Uli (@ElMitic), su hermano y su cuñada hacia la zona de salida para poder aparcar sin problemas, ya que se preveen unos 12.000 corredores hoy.
Con la calma nos tomamos algo allí al lado los 4 hasta que llegan un par de amigos más.


Son las 17:00 y el ambiente ya está más que animado alrededor del arco de salida, empezamos a calentar.

La verdad es que carreras tan multitudinarias como la Cursa dels Nassos tienen su parte buena y parte mala:

-Parte buena: el ambiente es espectacular, ver tanta gente que comparte tu afición, que saben lo que has trabajado y lo valoran. Las calles llenas de amigos y familiares que animan y llevan a los participantes hasta la meta.
-Parte mala: como comentaré luego, las salidas son complicadas, empujones, caídas, gente que no respeta.


Son las 17:30, empieza la carrera. El circuito es bastante llano y se corre cerca de la playa, el Zoo, Marina y la Diagonal. Tengo cerca a la liebre de 40' en la salida y decido arriesgar y decidir que voy a seguirla.

Nada más salir hay un giro a derechas de 90º en el que hay gente que tiene la manía de no respetar su carril y quieren cruzarse para recortar. Esto me hace tocarme con dos corredores que no respetan su carril y casi me tiran al suelo, no pasa nada, seguimos. En seguida logro colocarme a la estela de la liebre de 40', esto resulta más complicado de lo que parece. Hay corredores que tampoco respetan los cajones de salida y a pesar de no llevar un ritmo rápido se ponen delante, esto provoca tapones. La liebre en ocasiones baja su ritmo a causa de algún tapón, y en cuanto ve un hueco, se mete y acelera, provocando que los que la seguimos tengamos que buscarnos la vida para buscar otro hueco y acelerar también.

Llegamos al km 4,5 y es el momento en el que decido dejar ir la liebre, no puedo seguir el ritmo a nivel respiratorio (llevo una semana tomando Fluimil). Al ver como se me escapa el objetivo de ser sub40' en mi última oportunidad del año me hace hundirme mentalmente, aún así sigo tirando, ya más relajado y disfrutando de mi ciudad y mi gente.

Recorremos durante 2,5 kms la Diagonal a la altura de Glorias hasta Selva del Mar, donde giramos a la derecha y ya se ve el arco de meta de la Cursa dels Nassos a unos 300 metros. Último sprint, apretando los dientes, con la gente a ambos lados animando y llego a meta en 42':32", con la cabeza agachada porque ha sido mi peor 10k del año


Pero pronto se me pasa, levanto la cabeza y ya miro al 2014, esto sólo acaba de empezar.



¡Run run!

jueves, 2 de enero de 2014

Valoración deportiva del 2013

Termina el 2013 y llega el momento de hacer una valoración del año, en lo que se refiere a lo deportivo (o al running, básicamente).
Ha sido un año de éxitos personales, batiendo mis mejores marcas personales en todas las distancias, y estrenándome en la mítica distancia de la maratón.

Desde principios de años empecé a preparar de forma más seria mis entrenos sobretodo de cara a mi primera maratón en marzo, la de mi ciudad de nacimiento, la de Barcelona. Apenas llevaba 10 meses en este mundo del running y ya me lancé a experimentar la sensación de recorrer esos 42.195 metros, realizando una marca más que aceptable para mi estreno, 3h:34'. Sin duda ha sido la mejor experiencia deportiva hasta día de hoy, y permanecerá grabada en mi memoria de por vida.


2 meses después, en Mayo, corrí mi segunda media maratón, en Zaragoza, donde realicé mi mejor marca y cumplí mi objetivo de bajar de 1h:30', con un tiempo de 1h:29'. Otro objetivo cumplido que apuntaba en mi libreta de retos.


Ese mismo mes de mayo hice mi mejor marca en 5km, con un tiempo de 19':08", marca que posteriormente en otras carreras de 5km se me ha resistido para rebajarla y entrar en tiempos de 18'. Es un reto que dejo anotado para el nuevo año 2014.


Otro reto que dejo anotado es el de bajar de 40 minutos en 10km. Si bien es cierto que en Junio baje mi marca hasta los 40':13", no he logrado en las siguientes carreras rebajar esos 13 segundos que me separan de la barrera sub40' que tanto deseo batir.


No todo han sido alegrías y mejores marcas este año, también he sufrido, mucho. En septiembre afronté mi segunda maratón en Zaragoza, con mejor preparación de entreno y con un objetivo de acabar en 3h:15', pero la cosa aquél día se complicó. Sufrí deshidratación desde el km16, y si bien conseguí pasar por el km21 en 1h:35' (un parcial buenísimo para ser sub3h:15'), fue imposible mantener el ritmo (acabé en 3h:38'). Los calambres se apoderaron de mi cuerpo y tuve que luchar contra mi cabeza para no abandonar. Fue una lección y un reto de superación que me marcó y me hizo ver que soy un hombre duro de matar.


Además de todo lo que está relacionado al running, este año me ha picado el gusanillo por el triatlón, realizando varios entrenos en el gimnasio ya que de momento no dispongo de bicicleta propia, aunque todo llegará. Mi mayor sueño actualmente es terminar un Ironman, y quién sabe, quizás me ponga manos a la obra más pronto de lo que nadie piense.

Este año acaba, pero entra uno nuevo, y que además me transmite buenas vibraciones y sé que va a estar cargado de retos y éxitos deportivos. Os deseo a vosotros también que el 2014 sea nuestro año deportivo :-)!



¡Run run!