viernes, 31 de enero de 2014

Mi primera salida con bicicleta de carretera

Miércoles 29 de enero de 2014, es festivo en Zaragoza y toca aprovechar para hacer mi primera salida con bici de carretera. El objetivo es tener un primer contacto con mi nueva bicicleta, con la carretera y sobretodo con las calas para las zapatillas, que ya me han advertido de que el primer día alguna que otra caída puede ser normal.


Son las 9:30 AM y llega a mi casa Javier (@aikirun) empapado. ¡Tócate los pedales! El día que me toca estrenar la bici, se pone a llover.
Antes de salir a rodar Javier me ayuda con la puesta a punto de la bicicleta, pequeños detalles como colocar el cuentakilómetros o quitar el plástico protector del cassette. Una clase práctica corta sobre como subir y bajarse de la bici con las calas sin poner en peligro mi integridad física, y nos lanzamos ya con calma por las calles de Zaragoza en busca de nuestra primera ruta de carretera. Ha parado de llover, aunque hace mucho frío.

Consigo salir de Zaragoza sin tener ningún percance encima de la bicicleta, sacando las zapatillas de las calas media hora antes de cada semáforo para evitar quedarme enganchado y caerme. Mejor ser previsor.
Las primeras sensaciones al estar tan alto en el sillín es de un poco de inestabilidad, o miedo, qué se yo. Pero poco a poco con el avance de los metros voy cogiendo soltura.


Cogemos la carretera que pasa por Cuarte de Huerva, Cadrete, Botorrita y llegamos hasta Muel, donde nos damos media vuelta.
Los primeros kilómetros son en paralelo, comentando sensaciones con Javier y recibiendo algún consejo por su parte. Ritmo cómodo probando los platos y piñones para hacerme con la bici. Las sensaciones son buenas y voy cogiendo confianza con la bici.


Llegamos al punto donde nos damos media vuelta, una gasolinera a unos 30km de Zaragoza. Aprovechamos para comer una barrita, sacarnos alguna foto y comentar mis primeros pasos en el ciclismo. Empiezan a caer gotas otra vez, así que salimos de vuelta a casa.

La lluvia es cada vez más intensa y hace mucho frío. Se me empapan los guantes y tengo los dedos congelados, lo mismo con los pies. Se acabó el ir en paralelo y el hablar, nos limitamos a darnos relevo para tirar y llegar pronto a casa. Lluvia y más lluvia.


Al final llegamos a Zaragoza mucho más rápidos que a la ida, empapados y llenos de barro. Cualquiera diría que venimos de hacer bici de montaña. Pero ahí está, la primera salida en bicicleta de carretera completada, 60 km para abrir mi camino en el ciclismo.






¡Bike bike!

4 comentarios:

  1. Parece que va a ser el principio de un bonito idilio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí! Gracias por el comentario, un saludo!

      Eliminar
  2. Buenas hoy compre mi primera bici de carretera una orbea aquay probe las zapatillas en el trastero me da un miedo terrible salir mi primer dia por las caidas algun consejo? por cierto bonita historiaaa facil de leer y entretenida un saludoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Lo primero practica en casa el meter y sacar las zapatillas en las calas de los pedales hasta que te salga bien y fácil. Si la primera salida puede ser acompañado mejor, practica un rato en un sitio seguro, y luego a por la carretera. Seguro que lo consigues! Gracias y un saludo Urko!

      Eliminar