lunes, 27 de enero de 2014

Personajes de gimnasio. Zoológico humano

Si existiera un Zoo de humanos, lo llamarían "Gimnasio". En él podemos encontrar diferentes tipos de personajes fácilmente detectables y que he decidido agrupar en las siguientes categorías. Seguro que conoces mínimo un ejemplar de cada grupo que habita en tu gimnasio, y si de algún grupo no te viene nadie a la mente, cuidado, puede que seas tú.



-León: Es el rey de la selva, el relaciones públicas del gimnasio. No da tres pasos sin saludar a alguien. Se apuntó al gimnasio cuando aún no existía. Lleva más tiempo que las máquinas y es amigo hasta del personal de limpieza.

-Gata: Es joven, está buena, y lo sabe. Allí por donde camina se extiende una moqueta de terciopelo y se desprende un aroma femenino que hace que el resto de animales se giren a observarla aunque tengan que dejarse el cuello en el intento. Su principal misión es levantar pasiones, por no decir otra cosa.

-Toro: Lo verás siempre en el vestuario, con los testículos al aire. Parece tener fobia a las toallas y la ropa y le encanta pasearse desnudo. En ocasiones hasta se te acerca para conversar, eso sí, siempre con la longaniza al aire.

-León marino: Es conocido por realizar ruidos desagradables en todos sus ejercicios. Cuando estés concentrado en tu ejercicio o en pleno subidón con tu música favorita, allí estará él para interrumpir tu concentración y oídos con sus gritos desgarradores. Le gusta hacerse notar para que miren como levanta las pesas. Al León y a la gata no les gusta este tipo de personaje que intenta quitarles protagonismo.

-Oso: Es una mezcla de obesidad y fuerza. Él se ve fuerte y camina como si rompiera muros con los hombros, con decisión, como si fuera a comerse las máquinas. El resto del gimnasio piensa "dónde vas, gordo".

-Gorila: Éste tiene más ciclos que una lavadora. Pero si le preguntas él siempre te dirá "la clave es la dieta", y tú lo mirarás como diciendo "estás más pinchado que un CD de David Guetta".

-Flamenco: Siempre lo verás en la zona de estiramientos, pata hacia arriba, pata hacia abajo. Terminarás tu hora de ejercicio y él seguirá ahí, estirando músculos como si no hubiera mañana.

-Búho: Se posa en una máquina y desde ahí se pasa las horas observando a la gente. No dice nada, no habla con nadie, sólo observa.

-Pulpo: Es monitor del gimnasio y todo lo sabe. Está ahí para rectificar todo lo que hagas, nunca está contento. Es capaz de corregir a 8 personas a la vez, le va la vida en ello. Siempre harás todo mal a ojos de él.

-Pavo real: Este personaje es un rompecorazones en eDarling. Se cree un George Clooney y se pasea por el gimnasio saludando a todas las hembras. Es atento con ellas y un poco pagafantas. Él cree que liga, aunque la realidad es que acaba cada día en casa sólo y haciendo un 5 contra 1.

-Rinoceronte: Estás concentrado en tu ejercicio y oyes ruidos como si una manada de rinocerontes hubiera entrado en el gimnasio. Es él. Este personaje desconoce lo que es correr en la cinta sin hacer ruido, en cada zancada ejerce una fuerza brutal, como si pisara sandías, provocando un estruendo capaz de hacer que todo el gimnasio se gire a la vez.

-Hormiga: Es una chica o mujer muy delgada, más bien tímida, y que se pasa las horas caminando en la cinta. Probablemente haya hecho ya el Camino de Santiago varias veces encima de la cinta.

-Orangután: Este es un personaje que nunca puede faltar en un gimnasio, y de hecho normalmente hay más de uno. Caminan como macacos, con los brazos en jarra, como si les escociera el sobaco y no pudieran cerrarlos. Se cree muy machote y malote, no te cruces en su camino.

-Bicho palo: Suele ser joven, novato, recién apuntado al gimnasio. Se ha cansado de ser el fideo de la clase y ha decidido apuntarse al gimnasio. Lo reconocerás por esos brazos tipo Barbie y por hacer bíceps con las pesas de 1 kg que van rellenas de arena.

-Perro: Marca territorio dejando su toalla en las máquinas que no está usando. Para él el gimnasio es como jugar al Risk, conquistando las máquinas. Llegarás al aparato, verás una toalla y mirarás a los lados como buscando de quién es, y en cuanto la toques, ahí aparecerá él para recordarte que ahí estaba él.

-Loro: Siempre le pasa algo y se queja, es el penas del gimnasio. Cuando no es un esguince es una rotura de fibra y cuando no, es un resfriado.

-Delfín: Le gusta que le guíen, que le hagan hacer ejercicios. No sabe hacer nada por él mismo y siempre lo verás en las clases dirigidas, ya sea aerobic, zumba, spinning o aquagym.

-Mapache: Es una mujer de edad avanzada, que se maquilla con nocilla y cheetos. Quiere ser joven y para ello se pinta como si su cara fuera un óleo. Intenta ligar con los jovencitos del gimnasio pero no lo consigue, su escote arrugado como una pasa no impresiona a nadie.

-Lombriz: Se mueve por el gimnasio y pasa desapercibido. Parece invisible, va con la mirada agachada y aunque no te fijas en él, sabes que está ahí.

-Águila: Lo suyo es el fútbol, siempre lo verás hablando con alguien sobre la liga, la quiniela, los jugadores... lo sabe todo sobre el balompié, y si no quieres tenerlo todo el día encima, dale la razón en todo.

-Tortuga: Son ancianos ya, lo hacen todo con lentitud. Entran a las 7 de la mañana y salen a las 11 de la noche. Bendita vida la del jubilado.

-Nutria: Ella siempre está en la piscina, metida en un carril nadando panza arriba y con mucha calma. Estorba, y lo sabe, pero de ahí no la echas.

-Calamar: Conocido por sudar tinta. Se pasa la jornada montado en la bicileta, elíptica o la cinta y lo puedes reconocer por tener a su alrededor un charco de sudor que bien podría ser reconocido como un nuevo oceáno.

-Cacatúa: Mires cuando le mires, siempre lo verás hablando o escribiendo por el móvil. Conocido por ocupar una misma máquina durante 40 minutos y sólo haber hecho 10 repeticiones.

-Suricatos: Son graciosos, jóvenes y se mueven en grupo. Donde va uno, van todos, como con miedo a quedarse solos. Se turnan una máquina entre ellos, y normalmente entre todos no llegan ni a la mitad del peso del Gorila.

-Piraña: Está enfadado con el mundo. Su cara da miedo, tiene una mirada penetrante y parece que en cualquier momento va a pegarte un bocado. A ojos del resto de animales no es más que el típico flipado.

-Sapo: Ha perdido el pelo y se niega a asumirlo. Conocido por ir con gorra por dentro del gimnasio, ocultando esas entradas que ya no son entradas, son abonos de temporada.

-Mosca cojonera: Su frase favorita es "te importa si nos turnamos?". Es un tocahuevos, cuando ves que se te acerca ya resoplas. Además jamás hará el mismo peso que tú, siempre estará por encima y te obligará a levantarte de la máquina, cambiar el peso, quitar la toalla... Te dan ganas de decirle "que te pires!".



Esta es una muestra de parte de la fauna de personajes que podemos encontrar en un gimnasio, pero seguro que aún quedan más por retratar, ¿se te ocurre alguno más?




¡Gym gym!

15 comentarios:

  1. Muy buena descripción!.
    Eres como el Féliz Rodríguez de la Fuente del gym
    Aunque, la verdad, yo no sabría en qué categoría meterme :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. -Mariposas: Revolotean por todos los gimnasios. Visten colores llamativos, se mueven en grupos pero a menudo cambian de pareja. Van depilados y siempre procuraran ducharse en frente tuyo. Utilizan la mirada para cautivar a sus presas pero ojo con el aguijón. Si te despistas intentarán picarte. Tendrían que hacer un vestuario solo para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja pero si tiene aguijón igual sería mejor "avispilla" jaja

      Eliminar
  3. -Ballenato: mujer de mediana edad, gorda a más no poder, que resopla con el sillón de la bici estática incrustado en el culo y la cara roja como un tomate. Se la reconoce fácilmente porque tiene ojos de sentirse como Willy, y quieres liberarla de su sufrimiento.

    Genial! No se te ha olvidao ni uno, colega... Buenas risas me he echado!


    Un abrazo
    http://www.elchicodelosvaquerosazules.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ese ballenato que no falte! Gracias y un abrazo!

      Eliminar
  4. Después de esta extensa lista... creo que ahora mismo no puedo pensar en otra cosa, aunque seguro que podíamos sacar algún pobre animalico más. Me has recordado al curro, con las tarifas orange.
    He llorado de risa eh? Por cada animal que leía, cara y nombre de alguién de mi gym le ponía. Hay cada personaje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja el próximo día que vayas tendrás la sensación de estar en el Zoo ;-p

      Eliminar
  5. Grande pitufollow!
    Aquí van mis aportaciones...

    -Güepardo: alucinas verle hacer series en la cinta y cuando termina se retira a disfrutar de su presa/marca obtenida.

    -Cocodrilo: Te está esperando en la fuente y te ataca a preguntas cuando no tienes tiempo de reacción.

    -Gacela: chica, delgadita y muy guapa. Hace series más cortas en la cinta que el güepardo, dando saltos y tratando de enseñarte como tienes que correr. Entre serie y serie se acerca a la fuente a beber y la mitad de las veces es cazada por el cocodrilo que la deja con mal herida.

    -Pez glovo: a la hora de la verdad no puede hacer nada pero cuando se pasea por el gimnasio, ¡ni le hables, puedes quedar muy mal!

    Mono: su habitat son las espalderas. Se cree que está haciendo abdominales o estiramientos pero lo único que está haciendo es quedar como un inútil.

    Un abrazo,
    Fdo @correYcalla

    ResponderEliminar
  6. Yo soy el bichopalo, algún consejo? xD. Dan pena mis brazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor pide consejo a una persona con humanidad dentro y que quiera ayudarte, no a alguien cuya patética existencia trate de "etiquetar/ofender" creyéndose dios supremo.
      Un gimnasio puede ser un remedio exquisito tanto mental como físicamente, no para que el tonto de turno se dedique a ponerte motes como en el cole, pero bueno, la madurez ausente es lo que tiene.
      Posiblemente, si tuviera una hija este personaje y la llamaran algo parecido en el gimnasio empeoraría sus frustraciones.
      Se trata de ayudar "campeón" no de demostrar que esta generación ha abandonado los estudios para no pensar más que en redes sociales (^_-)
      En menudas manos va a quedar este mundo...

      Eliminar