miércoles, 21 de mayo de 2014

Cómo ligar en las carreras populares | Para chicos

Las carreras populares son un nido de corredoras solteras dispuestas a dejarse conquistar por un runner que sepa insinuarse y lanzarse como es debido. Bien es cierto que cada runner está metido en su mundo de concentración para bajar su marca en la carrera, pero hay varios trucos para romper de forma discreta esa concentración y llamar su atención, hasta hacer que finalmente se rinda a nuestros pies supinadores.

como ligar en las carreras populares humor running

Paso 1: Localizar


Es importante llegar al lugar de la carrera mínimo una hora antes para ver el panorama. La gran mayoría de chicas que corren salen desde los cajones más retrasados, por lo que su zona de calentamiento estará próximo a esos cajones. Si tu mejor marca es de 35 minutos, olvídate de calentar y salir con los pros por un día, vete atrás y calienta por la misma zona que las féminas.
Ahora ya tienes localizada la zona en la que calientan la gran mayoría de solteras. Suelen ir en grupos de más de 5 chicas, que han entrenado juntas cada jueves por el parque después de la clase de Zumba. Sólo te queda fijarte un grupo, el que más se asemeje a tu edad, y que más te atraiga. Y sobretodo, el grupo más numeroso, así la probabilidad de que alguna esté soltera y se vaya a correr por la noche contigo será mayor.
Colócate en el mismo cajón que ellas, a su lado. Es momento de localizar a la soltera del grupo. Empieza a hablar con alguna de ellas, pregúntale si está nerviosa, si es su primera carrera, qué objetivo tiene, pero sobretodo, pregúntale si ha venido su novio a verla. Repite el proceso con el resto de corredoras hasta descubrir a tu objetivo para hoy.

Paso 2: Insinuar


Empieza la carrera y ya tienes localizada a la runner soltera de tus sueños. Olvídate de tu ritmo y de mirar el pulsómetro, hoy tu ritmo lo marca sus glúteos.
Intenta estar siempre a su lado, que te note cerca y te huela. Alarga tus zancadas, pero sin incrementar el ritmo, simplemente para hacer tu carrera más estética, como si de un baile se tratara. Saca pecho palomo, métete en el papel de que eres un pavo real que tiene que conquistarla. Levanta la mirada estirando el cuello y de vez en cuando gira la cabeza para mirarle y dedicarle una sonrisa picarona.
En este punto ella ya ha visto el macho alpha que llevas dentro, y lo está flipando. Está empapada, y no sólo por el sudor. Vas bien tío, vas muy bien.

Paso 3: Galantear


Vas por el buen camino, pero no vamos a conquistarla sólo por un físico, así que es momento de demostrarle el galán que llevas dentro. Adelántate a ella antes de llegar al avituallamiento y coge dos botellas de agua, una para ti y una para ella. Ofrécesela, y dedícale un "toma corazón, que vas muy bien".
En este punto ya lo estás petando, ese detalle una runner lo valora mucho. Pero no te limites a un sólo gesto, estate pendiente de ella todo el rato. Si ves que viene una subida, avísale. Si ves que hay un cono en la calle, dile que vaya con cuidado. Si ves que le faltan fuerzas, anímale al oído.

Paso 4: Atacar


Has demostrado que eres su hombre, y lo sabe. Eres como la zapatilla que encaja perfectamente en su pie. Como la camiseta de tirantes que se ajusta a su cuerpo sin hacerle rozaduras. Como la gorra que sujeta su preciado moño.
La carrera se va terminando y es momento ya de atacar. Ponte a su lado, muy cerca, y en uno de los braceos que des deja que tu mano se roce con la suya, algo sutil. Ella notará ese roce y te mirará, devuélvele la mirada y pon morritos como mandándole un beso. Muy sexy.
Cuando veas un fotógrafo de carrera, aprovecha para cogerla por la cintura y gritar "¡foto, foto!".
Como el que no quiere la cosa ya vas provocando contacto, y a ella no le desagrada.

Paso 5: Rematar


El momento culminante es la llegada a meta, coge su mano y álzala al cielo como si fuerais los ganadores de la prueba. Y abrázala al cruzar la línea de meta. Abrázala mucho, siente su pecho contra el tuyo.
Mírala fijamente y dile "Eres una campeona, eres mi campeona". Y plántale un beso a lo Mario Casas. Quítate el dorsal y dáselo.
Remata la faena con estas palabras: "busca mi dorsal en la clasificación para ver mi nombre y agrégame al Facebook, no te arrepentirás. Hoy hemos corrido poco comparado con la maratón a la que estás invitada esta noche en mi casa. Sin dorsal, sin ropa, con mucho sudor y mucho isotónico para recuperar y volver a empezar".




¡Run run!

3 comentarios:

  1. jajaja qué bueno el post. Me parto de risa... la verdad es que siendo una venezolana de pura cepa, puedo alegar que esto ha sido de telenovela venezolana. A ver a cuántos le va bien la estrategia jajajaja
    Un abrazo,
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, que lo prueben y si funciona que me lo digan!
      Un abrazo Irene :-)

      Eliminar
    2. En Venezuela sabemos hacer novelas... pero no tan deportivas

      Eliminar