miércoles, 20 de mayo de 2015

Half Triathlon Pamplona Iruña 2015 - Crónica, fotos, vídeos y clasificación

Sábado 16 de Mayo, hoy toca disfrutar de uno de los deportes más bonitos en una de las ciudades más bonitas, hoy toca Half Triathlon de Pamplona. 1,9km nadando en el embalse de Alloz, 85km de ciclismo desde el embalse hasta Pamplona y 21km corriendo por el centro de la ciudad, con todo el ambiente propio de un sábado por la tarde.

 half triathlon pamplona iruña 2015

Son las 13:00, me dirijo a Alloz, lugar de inicio de la prueba, donde nos espera un bonito embalse en el que tendremos que nadar 2 vueltas de 950 metros cada una. Las condiciones no son favorables, ha llovido un poco, hace frío y mucho viento, pero fuera excusas, vamos a por ello.

tattoo tatuaje triatlon pamplona

14:00, llamada a los triatletas para que nos coloquemos en la zona de salida. Es una salida muy amplia, miro a mi derecha y veo una larga fila de triatletas, miro a la izquierda y más de lo mismo. Miro al frente y veo la primera boya a la que tendremos que llegar para hacer el primer giro. Pienso "madre mía la que se va a liar cuando lleguemos todos a la vez ahí."

"¡MEEEEEEEEC!", empieza el Half Triathlon de Pamplona. Me tiro al agua y empiezo a bracear. Está fría. A medida que avanzamos metros y nos acercamos a la primera boya se va fomando un embudo. Me veo en medio de una lucha que no es la mía. Se forma un tapón súper agobiante, el primero que vivo así, Me llevo un manotazo. Y otro. Y otro. Agobio. Quiero salir de aquí. Paso la primera boya y me abro un poco para salir de la multitud, consigo relajarme un poco.

Primera vuelta en 17 minutos, tiempo aceptable para mi y para el agobio vivido. Salgo del agua y vuelvo a entrar, a por la segunda vuelta. Ahora ya con rabia, energía, con todo. Brazada tras brazada, sin agobios. Pero sopla el viento con fuerza, se nota en la corriente. Salgo del agua en 36 minutos.

half triahtlon pamplona swimmer iruña

Me quito el neopreno lo más rápido posible y me pongo los accesorios de ciclismo, entre ellos unos calentadores de brazos, que hace frío. Voy algo nervioso, corro con la bici por los boxes y se me caen las barritas del bolsillo. Vuelvo para atrás, recojo las barritas. Sigo hacia delante. Me monto en la bici y salgo a por esos 85 kilómetros.

Volando voy, volando vengo. El viento sopla con fuerza, pero sopla a favor. Sin apenas hacer esfuerzo llevo velocidades rondando los 40-45km/h.
Primeros 30 kilómetros muy rápidos y cómodos, pero pensando todo el rato: "cuando nos toque cambiar de dirección y tengamos este viento de cara, prepárate".
Y así sucedió. La trayectoria del recorrido varía y ahora el viento me toca de cara. Oh no.

half triahtlon pamplona ciclismo iruña bici

Si ya de por si soy malo pedaleando, con fuerte viento de cara es mi sentencia. Aprieto dientes, me acoplo, y pedaleo. Me vengo un poco abajo. Si hay algo que odie, es el viento, la impotencia que te provoca. No consigo en algunos tramos subir de los 20-25km/h.
Kilómetro 60 y voy con la moral por los suelos. Quiero dejar ya la bici, joder. Quiero correr.

Por fin entro en Pamplona, recorriendo con mi bicicleta las calles más céntricas. El público anima. Llego a la cuesta final, una sorpresa que nos tenía preparada la organización. Me pongo de pie, pedaleo. Fuerte. Pedaleo. Gritos y aplausos de ánimo. Gracias, gracias y gracias.
Llego a la Plaza del Castillo y dejo la bici, por fin. Me pongo las zapatillas y a correr.

Vuelvo a estar animado, las piernas responden. Me hidrato bien y como aún mejor. Vamos a por la media maratón. Son 3 vueltas a un circuito de 7 kilómetros. Me gusta, porque me van adelantando los más "pros" que ya están terminando, y es un lujo verlos correr a tu lado. Me quedo embobado viendo el ritmo que son capaces de llevar después de todo el palizón que llevamos.

half triahtlon pamplona pitufollow iruña ona onari

Yo a lo mío, tirando. El circuito es bastante rompepiernas, algún tramo llano en un parque y bastantes sube y bajas. Con cuestas de esas que te ponen el cuádriceps en la nuca. Pero hemos venido a divertirnos. Y a sufrir.
Las sensaciones mejoran a cada vuelta que doy, probablemente por el frío pasado en la bici, ahora las piernas van más calientes y sueltas.

half triahtlon pamplona meta finisher

Hago la cuesta de Santo Domingo por última vez, con la lengua fuera, con la vista al frente, empapándome de los ánimos de la gente de Pamplona y por fin entro en la moqueta de línea de meta. ¡Toma! Cruzo en 5h:55':09", mi peor tiempo en un triatlón. Pero qué más da, lo he dado todo y eso me hace estar satisfecho. El viento ha sido igual de duro para todos los participantes.

half triahtlon pamplona pitufollow finisher iruña

Ahora toca echar más horas en la bicicleta porque esto no para, aquí no acaba nada. Toca preparar la próxima aventura!




¡Tri tri!

No hay comentarios:

Publicar un comentario