martes, 28 de julio de 2015

40km Aurun Night Trail 2015 - Crónica, fotos, vídeos y clasificación

Sábado 25 de Julio, la montaña me llama. Hoy voy a participar en mi primera maratón de montaña, la Aurun Night Trail de Castelldefels, que recorre el Parc Natural del Garraf.

aurun night trail 2015 material

Llegamos al castillo de Castelldefels, lugar de inicio y fin de la prueba, un lugar idílico. Ahí me encuentro con la gente de IMHEART, una vez más dando visibilidad a la Fibromialgia a través del deporte.

aurun night trail 2015 sergio

Es mi primera carrera de trail running de 40km, mi primera experiencia en correr con mochila, bidones y frontal de luz al ser nocturna. Mi objetivo no es otro que disfrutar, tomármelo como una experiencia más.

aurun night trail 2015

Son las 18:00, los corredores de la maratón ya estamos en la línea de salida. Más tarde será el turno del resto de corredores de mas distancias de 21k, 10k y 6k.
¡SALIDA! Entre aplausos del público las piernas ya están en marcha, en busca de este nuevo desafío.

aurun night trail 2015

Primeros kilómetros suaves, con cabeza, la carrera es larga. El calor aprieta, sudo mucho. Me hidrato bien. Empezamos a subir y empiezo a disfrutar de los primeros paisajes. Los grabo con mi GoPro. Y sonrío.

Llego al segundo avituallamiento, como algo de fruta y salgo rápidamente en solitario para ganar un par de posiciones.
Voy por donde me indican los voluntarios, avanzo, veo unas de las señales que ha colocado la organización en todo el recorrido y continúo. Mi cara de asombro al ver que vuelvo a llegar al mismo avituallamiento!
"Nada, aquí dando vueltas", le digo a los voluntarios. Continúo corriendo, esta vez con otro corredor, y es ahora cuando veo que me había equivocado de camino.
No importa, un pequeño error sin importancia, tocará apretar un poquillo más.
Camino en las subidas más pronunciadas y aprovecho para avituallarme. Aprovecho las bajadas para hacer uso de mi habilidad descendiendo y es ahí donde recupero posiciones.

aurun night trail 2015 parc natural garraf

Llevamos poco más de hora y media de carrera y voy junto a dos corredores. Llegamos a un punto donde hay 3 posibles caminos a elegir y no hay señales de la organización por ningún lado. Más tarde sabríamos que algún malnacido se dedicó a arrancar señalizaciones.
Ante la duda seguimos por el camino que va recto, y apenas hemos recorrido 50 metros que nos encontramos con más corredores perdidos que vuelven.
Como si de una manada de ñus perdidos se tratara estamos 8 corredores parados, sin saber por donde tirar. Uno de ellos echa mano del móvil y llama a la organización. Nos dicen que hay que subir "a las antenas". Las vemos en lo alto de la montaña y un par de corredores conocen un poco la zona. Cogemos el camino que lleva en esa dirección y seguimos corriendo los 8 juntos. Nos van informando de que no somos los únicos, más corredores están perdidos.

Llegamos a las antenas y volvemos a ver señalizaciones, y los kilómetros van según lo previsto. Ahora cada uno vuelve a tirar a su ritmo. Acelero mi paso, voy cómodo, y junto a mi otro corredor con el que comparto experiencias y le ofrezco una pastilla de sal.
Poco a poco voy ganándole unos metros y finalmente me descuelgo para continuar mi marcha en solitario.

aurun night trail 2015 pitufollow

Estoy disfrutando tanto que no quiero que termine. Llego a un avituallamiento, los voluntarios me acogen con gritos y ánimos y me dicen: "Vas cuarto, y el tercero está tocado, lo pillas seguro".
Mi cara de "se están confundiendo, cómo voy a ir cuarto". En ese momento no acabo de creérmelo, pero acelero por si fuera verdad.
Empiezo a encontrarme por el camino a corredores de la media maratón. Al adelantar a uno de ellos me dice: "ánimo chaval, tienes al tercero a tiro". Aquí es cuando ya me lo creo, y me doy cuenta de que es probable que algunos corredores que llevaba delante se hayan perdido con la mala suerte de no haber encontrado el camino como nosotros.

Ahora mi motivación y mi chute de energía es ir en busca de la tercera plaza.  Ya no hay tiempo para caminar y las paradas de avituallamiento son de pocos segundos.
Y por fin lo veo, caminando, al tercer clasificado. Lo adelanto, me dice: "venga que vas tercero", le doy una palmada y le doy ánimos. Continúo como una bala y con una emoción interna indescriptible, de pensar que puedo subir la bandera de IMHEART al podio.

Se hace de noche, me pongo el frontal, y llegamos a los kilómetros finales, en bajada y por un terreno rocoso que me habían advertido que era peligroso.
Bajo como si fuera de día, como si pudiera ver con claridad el camino, cada roca... Como si no llevara más de 30 kilómetros en las piernas. Sólo quiero llegar a meta.

No dejo de adelantar corredores de la media maratón en la bajada. Ellos andando, con cuidado. Yo corriendo, a un ritmo suicida y al grito de "Paso", "Voy", "Cuidado".
Esto me cuesta 3 o 4 sustos de no ver bien donde piso y poco me falta para tener alguna caída. Uno de los dedos lo clavo en una roca, dolor intenso, pero sigo.

aurun night trail 2015

Finalmente llego a la parte final asfaltada, con un ritmo inferior a 4min/km, dándolo todo, con los brazos en alto agradeciendo a la gente sus ánimos, y cruzo la preciada línea de meta con 40km a las espaldas, 4h:15min corriendo, un nuevo reto completado con éxito y una tercera plaza que me permite subir la bandera del proyeco de IMHEART al podio.

aurun night trail 2015

Un día redondo, un día en el que me enamoré de la montaña. Quiero más.

¡Run run!

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho la entrada. También estuve en la carrera pero en una distancia más corta. Al leerlo me da la sensación de vivir la carrera como si hubiera estado ahí.

    ResponderEliminar